Empresa envíos InPost
ELIGE INPOST
Por rapidez, por sostenibilidad, por comodidad, por
privacidad, por libertad. Razones hay muchas,
¡descúbrelas!

Share

El comercio local y la recuperación económica en España

Share
Comercio local y su recuperación económica
El comercio local ha pasado por una época muy mala debido, en un primer momento, a la apertura de grandes centros comerciales y, después, a la aparición de las compras online. Algo que ha hecho que muchas tiendas de barrio tengan que cerrar.

La pandemia parecía que les iba a dar el golpe final, pero estos negocios supieron adaptarse a esta situación y, de hecho, la gran mayoría de ellos consiguieron aumentar su clientela gracias al reparto a domicilio o la venta online.

Evolución del pequeño comercio

Durante muchos años, el pequeño establecimiento ha sido el dominante en nuestras ciudades, donde ha dinamizado los barrios, ocupando todos los locales y ofreciendo servicios de lo más diversos.

Esto fue así hasta principios de los 80, cuando los centros comerciales tal y como los conocemos hoy comienzan a llegar a España, siendo el primero en abrirse el de La Vaguada, en la ciudad de Madrid, en un ya lejano 1983.

Desde ese año, y muy poco a poco, comenzó una debacle que culminó con la popularización de las compras por Internet.

Centros comerciales vs. comercios locales

Uno de los golpes más fuertes que recibió el comercio local vino por parte de los centros comerciales, lugares en los que se podía ir con el coche y comprar todo tipo de artículos, desde un pollo pasando por unas zapatillas o una televisión.

En estos establecimientos podías encontrar de todo, a un precio que solía ser menor al del pequeño comercio y además ofrecían unos horarios muy amplios, muchos de ellos abrían los siete días de la semana, durante al menos doce horas al día.

Por si fuera poco, se convirtieron en centros de ocio, y fue entonces cuando eso de salir de compras por la ciudad pasó a ser ir de compras al centro comercial, dejando las calles vacías de compradores.

Ante esto poco podían hacer las tiendas de barrio, así que la mayor parte de ellas cerraron para siempre, en especial cuando sus dueños se jubilaban.

El resurgir de la tienda de barrio

A pesar de que la situación no era demasiado halagüeña, desde hace unos años hay un movimiento ciudadano por la recuperación de las tiendas de barrio, lo que ha llevado a muchos a volver a comprar en ellas.

Además, el modelo de centro comercial tradicional ha demostrado que está agotado, e incluso se están cerrando muchos en todo el mundo, lo que incluye también a nuestro país. De hecho, algunos en ciudades como Madrid o La Coruña han dejado de funcionar.

La pandemia también ha ayudado a que el comercio local resurja, pues de repente muchas personas no podían desplazarse más lejos y han descubierto la buena atención que dispensan, cómo se preocupan por sus clientes y sus precios atractivos.

Muchas de ellas se han convertido en Punto Pack, haciendo de puente entre la empresa de mensajería y el cliente final, lo que ha hecho que muchas personas que van allí a por sus compras online las conozcan.

InPost y el apoyo al comercio local en España

En InPost estamos especializados en envíos a NO domicilio, envíos realizados a través de los más de 3.700 Punto Pack y Lockers en nuestro país.

Los Punto Pack están en pequeños comercios de barrio como las copisterías, papelerías, floristerías, quioscos, etc., y en ellos podemos recoger nuestras compras por Internet o cualquier paquete que nos remitan.

Nacen con la idea de terminar con el problema de las entregas, ya que hay muchas ocasiones en las que no se pueden realizar al no coincidir el destinatario y el mensajero por temas de horario, trabajo, etc.

De esta forma, todo el mundo gana y las tiendas de barrio obtienen un beneficio doble que les ayuda a seguir abiertas.

¿Cómo ayuda la existencia de InPost a las tiendas?

Las tiendas que se convierten en Punto Pack reciben una compensación por cada uno de los paquetes que gestionan, por lo que si consiguen entregar muchos obtienen unos ingresos a final de mes que siempre les vienen bien.

Este es un beneficio a tener en cuenta, pero lo que principalmente hace que estas tiendas se interesen por ser Punto Pack, es que eso consigue que personas que nunca se habrían acercado al establecimiento lo hagan a menudo con el fin de recoger sus envíos.

En el pequeño comercio tener público entrando y saliendo de la tienda significa ventas, por lo que muchas de esas personas al final terminan comprando y convirtiéndose en clientes, aprovechando las visitas con el fin de adquirir algunos productos.

Es cierto que no todos van a comprar, pero con que lo haga un pequeño porcentaje, estas tiendas lo notan mucho en sus cuentas, pues no necesitan de una clientela masiva para poder subsistir, como ocurre con los centros comerciales.

Te recomendamos

CATEGORÍAS

NOVEDADES